martes, 18 de agosto de 2009

Rincón Lector del 6º B


Hola queridos alumnos:
Les traigo una pequeña historia para que mediten en ella y saquen buenos ejemplos.

Un día un león sorprendió a una liebre que estaba dormida, cuando estuvo a punto de devorarla pasó por allì un ciervo, al ver tremenda presa el león no lo pensó dos veces y se puso a perseguirlo.
Mientras tanto con todo el ruido la liebre se despertó y salió cual exhalación a esconderse.
Pasó un tiempo en que el león persiguió al ciervo, y ya cansado se dijo:- volveré a buscar a la liebre
pero, oh! no había nadie.

Moraleja: Si tienes en tus manos un beneficio menor, no lo desprecies por otro mayor que aún no tienes en tus manos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada